Propuestas para el Movimiento Social

Las organizaciones campesinas e indígenas, provenientes de 40 países de los cinco continentes y participantes en el Foro Internacional Campesino e Indígena, celebrado en Cancún (México) del 8 al 10 de septiembre 2003, protestamos enérgicamente porque la Organización Mundial del Comercio (OMC) no ha cumplido con los objetivos para los cuales fue creada. No ha tomada sus decisiones de manera democrática y no ha dado respuesta a las demandas justas de los campesinos, pequeños agricultores e indígenas de todo el mundo.

1. Exigimos a la OMC y a los gobiernos respuesta inmediata a nuestras demandas: que salga la OMC de la agricultura; que la alimentación, la salud y la educación no sean objetos del comercio mundial transnacional; y que la tierra, el agua y otros recursos naturales no se conviertan en mercancía.

2. Rechazamos enérgicamente toda acción represiva, la violación a los derechos humanos, al libre tránsito y la falta de democracia, así como a los actos irresponsables de haber establecido barreras de metal y policiaco junto a una gasolinera, que el día de ayer puso en peligro la vida de miles de ciudadanos de Cancún y de los manifestantes pacíficos nacionales y extranjeros.

3. La inmolación del campesino coreano Lee Kyung-hae es la más dramática expresión ante los efectos de las políticas neoliberales, que han causado la muerte de miles de pobres, niños, ancianos y mujeres, sin que los gobiernos hayan desarrollado políticas alternativas en beneficio de más de mil quinientos millones de campesinos pobres. El acto del campesino Lee representa la más enérgica protesta y desesperanza ante la falta de alternativas para los campesinos y los pobres del mundo. Fue un acto premeditado y consciente. Pidió, y así se cumplirá, que “sigamos firmes en la lucha” por que no quiere ver otros campesinos e indígenas muertos por la política de la OMC. La OMC ha matado a Lee. La OMC no puede seguir matando campesinos e indígenas todos los días.

4. Frente a las prácticas genocidas y la destrucción de la naturaleza por parte de la OMC y las corporaciones transnacionales, Vía Campesina Internacional exige la adopción inmediata de medidas que garanticen la soberanía alimentaria en nuestros países, una Reforma Agraria democrática e integral, la prohibición total de productos transgénicos y cualquier patente sobre la vida, así como la protección de nuestras semillas nativas, con el fin de proteger el patrimonio de la humanidad.

5. Rechazamos los Acuerdos sobre Servicios que privaticen en manos de las transnacionales la salud, la educación, el agua, las áreas naturales protegidas y los sitios históricos y culturales.

6. Vía Campesina reitera su compromiso de luchar por la dignidad y el bienestar de todos los pueblos excluidos. Se suma a los esfuerzos de todos los movimientos sociales del campo y de la ciudad, de los gobiernos y parlamentos democráticos para crear un Nuevo Orden Alimentario y Social Mundial, basado en la diversidad cultural, la noviolencia, la sustentabilidad, la equidad de géneros, la pluralidad y la participación ciudadana activa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario